• Esclavas Carmelitas

El Señor ha estado grande con nosotras


¡Y estamos alegres!

Esta tarde, con la Misa solemne presidida por el P. Asterio, hemos dado fin a nuestro segundo Capítulo General. Seis días intensos de trabajo, de oración, de deseos comunes y de serio discernimiento que se han concretado en numerosas propuestas votadas hoy en el aula, y que quedan reflejadas en el documento capitular.

Gracias a todos por vuestras oraciones, también por el cariño que nos habéis demostrado a través de las redes.

Aquí os dejamos parte del discurso de clausura de nuestra Madre Eva, y algunas fotos, para que participéis también de nuestra alegría y acción de gracias.

"Hemos vivido unos días de renovación, tanto espiritual como institucional. Hablábamos al comienzo de ponernos sobre la mesa de operaciones, y la reflexión sobre aspectos esenciales de nuestro carisma nos ha permitido tomar conciencia de nuestro estado. Es cierto que ha habido momentos en los que nos ha podido resultar duro ver nuestra realidad o constatar que hay ideales que se nos presentan como utópicos en determinadas circunstancias de nuestra vida fraterna, pero creo que ahora mismo todas nos alegramos de haber hecho esta reflexión, que nos ha permitido resituar las dificultades y vislumbrar nuevos caminos por donde continuar nuestra aventura como consagradas. [...]

Damos gracias a D. José Mª Yanguas, nuestro Obispo, que quiso acompañarnos para presidir la elección de Superiora General y del Consejo, con la cercanía y solicitud que tantas veces nos ha demostrado.

Agradecemos también muy especialmente al P. Asterio su atención espiritual, su bondad y paciencia que nos permite aprender a manejarnos en estas lides, su ayuda en el desarrollo del Capítulo, la seguridad que nos ha infundido con su sabiduría y experiencia, sus horas de trabajo intenso y su tesón e impulso para que hayamos podido terminar estas jornadas con el Documento Capitular aprobado.

Comenzamos una nueva etapa en nuestra historia. El futuro del Instituto se construye sobre la pasión con la que vivamos el seguimiento de Jesucristo y la fidelidad creativa con la que sepamos responder a su querer y a las necesidades de los hombres de nuestro tiempo. Coronaremos ahora el Capítulo renovando nuestra consagración en la Eucaristía, como expresión del deseo firme de reavivar nuestra fidelidad y de unirnos a Cristo en su ofrenda del altar por la salvación del mundo. "

#CapítuloGeneral

  • Gris Icono de Instagram
  • Grey Facebook Icon
  • Grey Twitter Icon
  • Grey YouTube Icon

Aviso legal 

Política de privacidad

Política de cookies

© 2015 por Esclavas Carmelitas de la Sagrada Familia