• Esclavas Carmelitas

Domingo segundo después de Navidad, 3 de Enero

Actualizado: ene 3

Aunque fue hace dos días cuando empezamos el año, todavía seguimos con ese regusto de estreno de año. Muchos hemos visto por las redes sociales el deseo de que acabe el año 2020 por las dificultades que hemos vivido, sobre todo a nivel mundial. Dificultades que parece que se iban acabar con doce campanadas e iba a empezar una vida nueva. Nosotros podemos medir el tiempo y las circunstancias, pero cambiar el tiempo no está de nuestra mano, al menos de manera total. Los cristianos sabemos que Dios es el rey de la vida y de la historia. En su mano está toda nuestra existencia y porvenir. Y es aquí donde cada uno de nosotros, con la libertad de los hijos de Dios, realizamos nuestra misión en este mundo.

Hoy el evangelio empieza por “el principio”. Un principio que nos habla de una historia de salvación donde Dios, a pesar de las dificultades, se ha hecho presente. Todos tenemos una historia, todos tenemos un principio. En estos días donde comenzamos el año es importante reconocer cuál es el principio de mi historia, y a partir de ese principio podremos hacer los propósitos del año. Solo así podremos vivir el año con plenitud. Como dice una canción de la M.O.D.A. solo quien sabe su origen puede enfrentar "las noches oscuras, las carreteras crudas, los golpes de la vida". Dios es nuestro principio, el que nos puede traer una Vida Nueva de verdad, revivamos este año nuestra experiencia de ser hijos de Dios.


Álvaro J. Sánchez Sainz-Pardo (Ávila)





26 vistas0 comentarios
  • Gris Icono de Instagram
  • Grey Facebook Icon
  • Grey Twitter Icon
  • Grey YouTube Icon

Aviso legal 

Política de privacidad

Política de cookies

© 2015 por Esclavas Carmelitas de la Sagrada Familia