• Esclavas Carmelitas

Novena a Santa Teresita de Lisieux. 24 de septiembre. Día 3

Actualizado: sep 25


En el nombre del Padre, y del Hijo y del Espíritu Santo.


Ant. El Señor la rodeó cuidando de ella y la instruyó; extendió como un águila sus alas, la tomó y la llevó sobre sus plumas. Solo el Señor fue su guía.

V/. Si no volvéis a ser como niños.

R/. No entraréis en el Reino de los cielos.


Últimas conversaciones

24.9.1 En el aniversario de su toma de velo, yo había encargado la Misa por ella.

- ¡Gracias por la Misa!

Como la veía sufrir tanto, contesté con tristeza:

- ¿Pero ya ves que te encuentras más aliviada?

- ¿O sea, que has obtenido permiso para mandar decir la Misa para aliviarme?

- Lo hice por tu bien.

- Mi bien consiste, sin duda alguna, en sufrir...


24.9.4 - Quisiera correr por las praderas del cielo... Quisiera correr por praderas donde la hierba no se aplastara, donde hubiera hermosas flores que no se marchitaran y preciosos niños que fuesen ángeles.

- No pareces nunca cansada de sufrir. ¿Lo estás en realidad?

- Pues no. Cuando no puedo más, no puedo más, eso es todo.


24.9.7 - En el cielo tú estarás entre los serafines.

- Puede... Pero si estoy entre ellos, no haré como ellos. Ellos se cubren con las alas delante de Dios; yo me guardaré muy bien de cubrirme con las alas.


24.9.10 -¿Así que no tienes ninguna intuición sobre el día de tu muerte?

- ¿Intuiciones yo? ¡Si supieras la pobreza en que me encuentro! Yo no sé más de lo que sabes tú; yo no adivino nada a no ser por lo que veo y por lo que siento. Pero mi alma, a pesar de las tinieblas, goza de una paz asombrosa.


Silencio para pedir la gracia que deseamos en esta novena


Oración

Señor, Dios nuestro, que has preparado tu Reino para los humildes y sencillos, concédenos la gracia de seguir confiadamente el camino de Santa Teresa del Niño Jesús, nuestra hermana, para que nos sea revelado por su intercesión el océano de tu misericordia. Por Jesucristo, nuestro Señor.



88 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo