• Esclavas Carmelitas

Oración de la Unción de Betania

Anuncio de la Pascua

Ya se acercan los días de la Pasión,

en los que Jesús, voluntariamente, da la vida por los que ama.

Él nos amó primero para que también nosotros,

demos la vida por nuestros hermanos.

Ha llegado la hora en que el Hijo del hombre va a ser entregado,

el buen pastor va a dar su vida por sus ovejas,

nadie se la quita, sino que la entrega voluntariamente,

actúa así porque ama al Padre, amigo de los hombres,

y obra como el Padre le ha ordenado.

Demos gloria a Dios, nuestro Padre,

que nos entregó a su Hijo amado, demos gloria a Jesucristo, nuestro Salvador,

que nos amó y se entregó por nosotros,

demos gloria al Espíritu que habita en nuestros corazones

y nos invita a ofrecernos nosotros mismos al Señor

Demos gloria con el gesto de María.

En esta oración queremos aceptar la entrega de Jesús

como María en Betania.

Acogiendo el amor de Cristo entregado

que nos lava los pies a cada uno de nosotros.

Demos gloria dejándonos lavar los pies

viviendo desde su don,

aceptando que su amor se derrame sobre nosotros,

ofreciéndonos, en nuestra pobreza, con todo lo que tenemos, con todo lo que somos.


CANCIÓN Y EXPOSICIÓN

Levanta tus manos ya llega el Mesías

Rindamos honores y glorias, a Aquél que ha venido a traernos la paz.

Es Dios hecho hombre presente en su pueblo

Es Rey entre reyes, Señor de señores, cantemos al Hijo de Dios.


Hosanna, hosanna a nuestro Redentor

Hosanna, hosanna a cristo el Señor

Hosanna, hosanna a nuestro Redentor

Hosanna, hosanna a cristo el Señor.


Cielo y tierra pasarán, sus palabras quedarán,

todo el mundo hablará de su amor (2).


MONICIÓN AL EVANGELIO


CANCIÓN:


Ven, Espíritu de Dios, y de tu amor, enciende la llama,

ven, Espíritu de amor, ven, Espíritu de amor.


Evangelio de Jesucristo según San Juan:

Seis días antes de la Pascua, fue Jesús a Betania, donde vivía Lázaro, a quien había resucitado de entre los muertos. Allí le ofrecieron una cena; Marta servía, y Lázaro era uno de los que estaban con él a la mesa. María tomó una libra de perfume de nardo, auténtico y costoso, le ungió a Jesús los pies y se los enjugó con su cabellera. Y la casa se llenó de la fragancia del perfume.

Judas Iscariote, uno de sus discípulos, el que lo iba a entregar, dice:

«¿Por qué no se ha vendido este perfume por trescientos denarios para dárselos a los pobres?».

Esto lo dijo, no porque le importasen los pobres, sino porque era un ladrón; y como tenía la bolsa, se llevaba de lo que iban echando.

Jesús dijo:

- «Déjala; lo tenía guardado para el día de mi sepultura; porque a los pobres los tenéis siempre con vosotros, pero a mí no siempre me tenéis».

Una muchedumbre de judíos se enteró de que estaba allí y fueron, no sólo por Jesús, sino también para ver a Lázaro, al que había resucitado de entre los muertos.

Los sumos sacerdotes decidieron matar también a Lázaro, porque muchos judíos, por su causa, se les iban y creían en Jesús.


SILENCIO PARA QUE JESÚS RECE EN NOSOTROS


CANCIÓN:

Que se quiebre mi corazón, en mil pedazos de amor.

Que se quiebre por los demás, mi vida quiero entregar.

Qué se quiebre no temo al dolor, Jesús, yo ya tengo tu amor.


CANCIÓN:

Cuando pienso en tu amor y en tu fidelidad, no puedo hacer más que postrarme y adorar. Y cuando pienso en cómo he sido y hasta dónde me has traído me asombro de Ti. Y no me quiero conformar, he probado y quiero más.

Yo quiero enamorarme más de ti, enséñame a amarte y a vivir conforme a tu justicia y tu verdad, con mi vida quiero adorar,

con todo lo que tengo y lo que soy, todo lo que he sido te lo doy, que mi vida sea para ti como un perfume a tus pies.

Cuando pienso en tu cruz y en todo lo que has dado, tu sangre por mi, por llevar mi pecado. Y cuando pienso en tu mano, hasta aquí hemos llegado por tu fidelidad

MONICIÓN AL GESTO


GESTO: Señor, como María, nosotros esta tarde queremos derramar nuestro mejor perfume sobre ti. Queremos entregarte nuestra vida reconociéndote como nuestro Señor.




0 vistas
  • Gris Icono de Instagram
  • Grey Facebook Icon
  • Grey Twitter Icon
  • Grey YouTube Icon

Aviso legal 

Política de privacidad

Política de cookies

© 2015 por Esclavas Carmelitas de la Sagrada Familia