top of page
  • Foto del escritorEsclavas Carmelitas

Domingo I de Adviento, 29 de Noviembre

Actualizado: 27 nov 2020

Los seguidores de Jesús formamos una familia. En ella todos somos servidores, no hay señores. Todos vivimos esperando al único Señor de la casa: Jesús, el Cristo. Esto no lo podemos olvidar jamás.


En esta familia nadie ha de permanecer pasivo. Nadie se ha de sentir excluido, sin responsabilidad alguna. Todos somos necesarios. Todos tenemos alguna misión confiada por él. Todos estamos llamados a contribuir a la gran tarea de vivir como Jesús.


Esta tarea o misión está bien determinada para cada uno dentro de la Iglesia y en el mundo, no es para unos pocos elegidos, sino para todos, según su llamada o carisma.


En cada etapa de la vida, el Señor puede volver a su Casa de manera inesperada, por eso es necesario que la vida cristiana sea una vida de vigilia, estando vigilantes y no perdiendo el tiempo, que es precioso.


Comenzamos a caminar en el Adviento en vigilancia, atentos al regreso del que vendrá: Jesucristo, el que siempre está volviendo a nosotros, en cada kairós de nuestra vida Él está presente ¡estemos atentos!

Hna. Mª Mar, Iniesta




11 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Domingo III de Pascua, 14 de abril

El testimonio hace presente a Cristo vivo. ¡Quién pudiera estar en aquella primera reunión de la historia donde el tema de conversación era que Cristo Ha Resucitado! Sucede el mismo día de la Resurrec

Solemnidad de la Resurrección del Señor, 31 de marzo

"Él había de resucitar de entre los muertos" La Vigilia Pascual celebrada en la noche de ayer abre el camino de la salvación. Escuchábamos en el Pregón Pascual: ¡Qué noche tan dichosa,en que se une el

Domingo de Ramos, 23 de marzo

Habitantes de Jeruralén, ¿qué alborota la ciudad antes de las fiestas de la Pascua, tan cercana? ¿Por quién agitáis vuestras palmas? ¿Porque lo predijo Zacarías en una visión? (¡Salta de gozo, Sión! ¡

Comments


bottom of page