top of page
  • Esclavas Carmelitas

Domingo II de Adviento, 4 de Diciembre

Actualizado: 5 dic 2022

Hermanos, dos preguntas:

1. ¿Cómo estoy, como me siento?

2. ¿Qué nos pide Jesús de Nazaret?

Personalmente me lleva por varios senderos.

Siento la necesidad de situarme, sentir, vivir y ponerme de cara a un camino, aún más de incorporarme  al camino de Jesús de Nazaret... y dicho esto comparto lo que de mi corazón sale interiorizando este evangelio por gracia del Espíritu Santo.

Nuestra visión de la vida y de Dios es necesario que de un giro, que de un cambio (un poquito aunque sea), que nuestro corazón se sienta diferente ante tanta adversidad que nos provoca el día a día.

Es fundamental entender y profundizar en el corazón (para poder ponerlo en práctica)que el Reino de Dios que inicia Jesús fundando la Iglesia no es otra cosa que vivir en un estilo de vida de servicio, humildad y fraternidad. Estilos de vida hay muchos, pero experimentar este: marca la diferencia y nos sentimos en paz y con paz!! Y esto hace que lo sienta todo como aquel que se cruce en nuestro camino.

El compromiso, pobreza y radicalidad de Juan el Bautista llegando a la raíz del sentido  de su vida es algo que toca mi corazón  y me pone a cuestionarme (me pone en marcha).

Es un mensaje que testimonia una conversión, un cambio de vida, un acoger a Jesús de Nazaret.

También es cierto, que el Bautista se dedicó a regañar al pueblo y éste, pues se viene abajo y se frustra algo. Y cuando llega Jesús actuando todo lo contrario, comprendiendo, abrazando, enseñando de un modo distinto,  pues el pueblo abre su corazón y se siente diferente.

Y cuando con pensar que estamos salvados!!! Porque nos hace perezosos, egoístas,... mundanos.

Preparar el nacimiento de Jesús es:

- Darle una vuelta al corazón y la manera de ver el mundo.

- Querer y apostar por un estilo de vida distinto, nuevo, el que nos enseña la palabra y el testimonio de Jesús de Nazaret.

- Para que nazca algo interesante en nuestro corazón y vida hay que disponerse a prepararse: "como cuando vamos a un cumpleaños importante para nosotros, y dedicamos tiempo con ilusión y alegría a buscar el regalo". En este caso el cumpleaños es el de Jesús de Nazaret.

Esperando con ilusión, alegría y apertura, dejandonos llevar en un nuevo estilo de vida, sentiremos a Jesús de Nazaret como nuestro hermano mayor y cercano, que nos abre paso cada día de nuestra vida.

Se trata de contar con Jesús en cada momento del día como lo hacemos con nuestro mejor amigo: del resto ya se encarga Él!!!

Sólo con sencillez y humildad entenderemos de la misma manera que un niño, quien es Jesús y lo que significa para mi vida.  Y todo ello nos lleva también a entendernos a nosotros mismos y vernos como somos de una manera natural.


PD. El rezar y la oración dirigida por el Espíritu Santo es fundamental para poder abrir nuestra puerta, que además estará arropada por la Virgen como mamá de Jesús y nuestra.

Hermanos/as: Jesucristo nos necesita como cuando mi amigo pide ayuda urgente!!!

Pensemos y sintamos: ¿le voy a negar mi colaboración y ayuda?

Que Dios nos bendiga y la Virgen nos a acompañe!!!!


Menchu, Andújar




24 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page