top of page
  • Esclavas Carmelitas

Domingo II del T.O. 15 de Enero

Hermanos, este segundo domingo del tiempo ordinario nos adentra de nuevo en el misterio de la Palabra hecha carne. Siendo Juan el Bautista el último de los profetas nos señala de nuevo al Mesías, aquel en quien se cumple todo lo escrito en las escrituras.

Juan lo llama el cordero de Dios que quita el pecado del mundo, ve como el Espíritu de Dios se posa sobre él y permanece en él y por último da testimonio porque lo ha visto que Jesús es el Hijo de Dios. Todas estas afirmaciones que se nos muestran en el evangelio de este domingo deben de llenar nuestro corazón de una alegría inmensa pues Dios entra en nuestra historia, no se queda lejos. Dios cumple con todas las promesas hechas al pueblo de Israel y envía a su hijo para nuestra salvación.

Jesús cumple con la misión encomendada por el Padre, Juan cumple con su misión de dar testimonio del Mesías, por eso en este domingo que se nos recuerda una vez más que somos hijos de Dios que la salvación que Dios nos ofrece toca a nuestra puerta, debemos preguntarnos si cumplimos con la tarea que Dios nos encomienda a cada uno de nosotros de forma concreta y particular. ¿Damos testimonio con nuestra vida que Cristo nos ha salvado? ¿Somos capaces de renunciar a nosotros mismos y señalar que Cristo es la Luz que ilumina nuestro caminar? ¿Reconocemos que esta salvación que Cristo nos ofrece es para todos y no solo para unos pocos?

Que esta palabra que Cristo nos regala hoy sea fuente de luz y de salvación para todos nosotros y que seamos cada vez un poco más fieles al amor que Cristo nos muestra.


Fran Morales

Sacerdote Granada




24 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page