top of page
  • Foto del escritorEsclavas Carmelitas

Domingo IV de Pascua, 21 de abril

Avanzamos en este tiempo litúrgico de la Pascua y ya estamos en el  IV domingo.

A este domingo se le llama domingo del Buen Pastor porque en el Evangelio Jesús se presenta a sí mismo como el Buen Pastor.

 

El Buen pastor conoce a sus ovejas una a una, las llama por su nombre y las cuida.  ¡Qué consolador es saber que Jesús nos conoce uno por uno, que no somos anónimos para El, que conoce nuestro nombre. Jesús conoce nuestras vidas con sus alegrías, tristezas y debilidades. Él nos acompaña en el caminar de cada día.

 

El Buen Pastor ama. Jesús nos lo ha demostrado hasta el límite: da la vida por cada uno de nosotros.

 

El Buen Pastor da Vida. Estamos celebrando la Pascua, la victoria de la vida sobre la muerte. Nos espera la Gloria Eterna.

        

El evangelio de este domingo nos ofrece la oportunidad de centrar nuestras vidas en el servicio a los demás.

 

Además, hoy la Iglesia celebra la jornada mundial por las vocaciones.

La parroquia es la comunidad cristiana, iluminada por el ejemplo del Buen Pastor, en torno al propio párroco. En ella el sacerdote continúa la misión y la tarea de Jesús: "apacentar la grey", enseñar, dar la gracia, consolar, ayudar, convertir, y sobre todo amar.

Por esto, tenemos que amar a nuestros sacerdotes y rezar cada día por ellos.

 

Teresa García

 Segovia

16 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Solemnidad de Pentecostés, 19 de mayo

Los apóstoles se presentan reunidos y encerrados, por miedo a los judíos cuando se presenta Jesús. Jesús no los ha llamado solos, los ha llamado a vivir unidos en comunidad. Esta misma llamada la hemo

Solemnidad de la Ascensión del Señor, 12 de mayo

Celebramos hoy el domingo de la Ascensión del Señor a los cielos, la fiesta en la que vemos como Cristo, como nuestra cabeza, ha entrado en el cielo para que nosotros también vayamos tras el. Como dic

Domingo VI de Pascua, 5 de mayo

Ya en la recta final del tiempo pascual la PAlabra nos centra en el aspecto fundametnal de la vida cristiana, en la esencia del Evangelio que es EL AMOR. Nosotros tratamos de manifestarlo allá por dón

Opmerkingen


bottom of page