• Esclavas Carmelitas

Domingo VI de Pascua, 22 de Mayo

Actualizado: 19 may

En este evangelio destaca un verbo con mucho significado, Guardar. El diccionario nos define esta palabra como: "Poner una cosa en un lugar para que no se pierda o para que se conserve en buen estado, o en el lugar en que le corresponde estar". Custodiar, cuidar, vigilar...

Cuando antiguamente se prometían "guardar la palabra" daban la vida para que esta no cayese en mala manos, incluso si eso les llevaba a la tortura.

Hoy Jesús nos pide que guardemos su palabra, sin embargo la forma en la que lo dice no nos hace pensar que requiera muchísimo esfuerzo de nuestra parte, si no que es un efecto secundario del amor, de amarlo a él.

Dios permanecerá en nosotros si lo amamos. Automáticamente, convirtiéndose en nuestro mayor tesoro, nuestro corazón luchará para que la palabra de Dios no se pierda y se desaproveche, luchará para que se conserve en buen estado, en un corazón limpio que se renueva, luchará para que empape en el hoy de la humanidad, en las almas, el lugar donde debe estar.

Esto no sería posible sin el Espíritu Santo a nuestro lado, entrenándonos y dándonos un escudo. ¿Te sientes valiente para , como un guerrero, custodiar, cuidar y vigilar la palabra de Dios?


Lucía García Chueca, Ávila






26 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo