• Esclavas Carmelitas

Domingo VI del T.O. 14 de Febrero

Actualizado: feb 11

“Si quieres puedes limpiarme”.

Compadecido, lo tocó diciendo: “Quiero queda limpio”.


En la lectura de hoy podemos hacer un doble análisis:

Primero, que como el leproso, cada uno de nosotros tenemos montones de miserias. Debemos reconocer nuestras equivocaciones y pecados y, con humildad, presentarnos ante el Señor en busca de esa renovación, esa limpieza que nos lleva a ser un vaso nuevo.


Segundo, que como discípulos de Jesucristo, debemos seguir su ejemplo, más aún en el momento que vivimos. Debemos mostrar cercanía con todo aquel que necesite una palabra de ánimo, una necesidad material, un consuelo espiritual y, porque no, una caricia o un abrazo. Que no tengamos miedo a “contagiarnos y contagiar” el Amor de Jesús a todos nuestros hermanos.


Miriam Corral, Ávila.




11 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Domingo XXX del T.O. 24 de Octubre

“En aquel mismo instante recobró la vista y siguió a Jesús.” El Evangelio de este domingo, a través de la escena de la curación del ciego Bartimeo, nos muestra la idea del seguimiento de Jesús. En nue