top of page
  • Foto del escritorEsclavas Carmelitas

Domingo XI del T.O. 18 de Junio

Igual que en tiempos de Jesús, hoy en día también hay multitudes que se encuentran como “ovejas sin pastor”, andando sin rumbo, descarriadas. Y, al igual que entonces, pocos son los obreros en la mies del Señor.

Nosotros, que hemos recibido el regalo de la fe, no podemos quedarnos mirando con pena, compadeciéndonos, pensando que ya habrá otros que harán el trabajo Al igual que a los discípulos, el Señor nos llama por nuestro nombre para que participemos de su obra. Cada uno, en su situación particular, ha sido enviado a anunciar el Evangelio en medio del mundo.

Y aunque la tarea puede resultar abrumadora, es tan simple como dar gratis lo que gratis en su día recibimos. Si nuestras palabras y nuestros actos reflejaran mínimamente ese derroche de amor que el Señor ha tenido con nosotros, cuántos muertos resucitarían, cuántos enfermos se curarían, cuántos leprosos quedarían limpios…

Pidamos al Señor que aumente cada día el número de trabajadores de la mies y que nuestra vida refleje cada día más la gracia recibida.


Manolo Sánchez Andreú




29 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Domingo III de Pascua, 14 de abril

El testimonio hace presente a Cristo vivo. ¡Quién pudiera estar en aquella primera reunión de la historia donde el tema de conversación era que Cristo Ha Resucitado! Sucede el mismo día de la Resurrec

Solemnidad de la Resurrección del Señor, 31 de marzo

"Él había de resucitar de entre los muertos" La Vigilia Pascual celebrada en la noche de ayer abre el camino de la salvación. Escuchábamos en el Pregón Pascual: ¡Qué noche tan dichosa,en que se une el

Domingo de Ramos, 23 de marzo

Habitantes de Jeruralén, ¿qué alborota la ciudad antes de las fiestas de la Pascua, tan cercana? ¿Por quién agitáis vuestras palmas? ¿Porque lo predijo Zacarías en una visión? (¡Salta de gozo, Sión! ¡

Kommentare


bottom of page