• Esclavas Carmelitas

Domingo XVI del T.O., 17 de Julio

Actualizado: 18 jul

Sólo una cosa es necesaria.


Hoy, el Señor, en mitad de este verano, en medio de este tiempo de vacaciones, porque "necesitamos" descansar; en medio de este tiempo de planes, de viajes,  de campamentos, porque "necesitamos" divertirnos; en medio de este tiempo de preocupaciones  por el curso que viene, porque "necesitamos" tal nota para entrar a tal carrera;  o de agobios porque hay que ahorrar, porque "necesitamos" dinero extra...

Hoy, el Señor, viene a nuestra casa y nos dice:

"sólo una cosa es necesaria".


"María sentada a los pies del Señor, escuchaba su palabra".


Estar con Él,

encontrarse con Él,

conversar cara a cara con Él y con Él descansar.


Cuando Él es el centro,

cuando Él es lo primero,

cuando Él es la prioridad,

todo lo demás cobra sentido,

todo se pone en su sitio,

todo lo que nos ocupa, nos pre-ocupa menos.


Porque la única cosa necesaria, además, coincide con "la parte mejor". Y a quien  descubre esto en su vida, nunca le faltará la paz y la alegría, porque sabe escoger la mejor parte de la vida, "y no le será quitada".


Aarón, seminarista de Granada



4 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo