top of page
  • Foto del escritorEsclavas Carmelitas

Domingo XXIII, 6 de Septiembre de 2020

Actualizado: 6 sept 2020

Os aseguro que todo lo que atéis en la tierra quedará atado en el cielo.

En el evangelio de este domingo aparece lo que se ha llamado la corrección fraterna, es decir, el tema del perdón de los pecados en el seno de la comunidad y el valor de la oración común. Forma parte de uno de los discursos más importantes o significativos dentro del evangelio de San Mateo.

Todos nuestros actos hechos en la tierra también se ven reflejados en el cielo, pero si los arreglamos o solucionamos, en el cielo dejarán de estar reflejados. Todos somos pecadores, y de una manera tenemos derecho a nuestra intimidad. En cambio, cuando son pecados que afectan a la comunidad, Jesús nos introduce unas pautas que debemos tener en cuenta. Unas pautas que mediante la caridad y la comprensión nos dan la oportunidad nueva de integrarnos solidariamente y fraternalmente.

La oración en comunidad enriquece la oración personal. Vivir en comunidad nos hace ver la grandiosidad de Dios, la grandiosidad de las cosas y la pequeñez nuestra. Si tenemos capacidad de unir nuestra vida a la luz del evangelio y creernos que juntos en comunidad podemos ser mejores estamos haciendo camino como seguidores de Jesús.

Jorge Carretero Koch, Murcia





7 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Domingo XVI del T.O. 21 de julio

En el evangelio de hoy vemos cómo los discípulos necesitan descansar en el Maestro tras volver de la misión. El Señor los envía y el Señor los conforta. De igual manera, nosotros necesitamos acudir al

Domingo XV del T.O. 14 de julio

Envío e implicación; extensión y desprendimiento. Jesús llama y llama porque conoce, de ese profundo conocimiento mutuo nace ese envío a ser extensión suya. Lo hace de dos en dos porque la misión no o

Dominvo XV del T.O., 7 de julio

¿De dónde saca este esa sabiduría? Cada vez que vuelvo de nuevo sobre el gran misterio de la vida esconcida y humilde de JEsús durante sus primeros treinta años, mi espíritu se sinete más confundido y

Comments


bottom of page