top of page
  • Foto del escritorEsclavas Carmelitas

Domingo XXVIII del T.O. 9 de Octubre

Actualizado: 9 oct 2022

Uno de los diez leprosos pidió a Jesús que tuviese compasión de él y puesto en camino fue curado y se volvió alabando a Dios.

Señor, deseo que mi vida sea para darte gloria ya que muchas veces no te reconozco en mi día a día y priorizo cosas que no tienen tanta importancia en mi vida, pienso que por mi misma puedo conseguir todo, pero no es así... Tú solo puedes sanar mi corazón para darte gloria, deseas mi bien para que pueda alabarte con mi vida... Aumenta mi fe para poder reconocerte en cada momento de mi vida y darte gracias por tanto bien inmerecido que aportas a mi vida... Tú no necesitas mi agradecimiento, sino que soy yo quien lo necesita reconocer, que sin ti no soy nada, no me sirven de nada los bienes terrenales que pueda tener.


Celia Olivares, Mota del Cuervo




60 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Domingo II de Cuaresma, 25 de febrero

Jesús había declarado a sus discípulos lo que iba a sufrir en Jerusalén antes de morir. Los Apóstoles quedaron sobrecogidos y entristecidos por este anuncio. Jesús ahora muestra su gloria a los tres q

bottom of page