top of page
  • Foto del escritorEsclavas Carmelitas

Domingo XXX del T.O. 24 de Octubre

Actualizado: 3 nov 2021

“En aquel mismo instante recobró la vista y siguió a Jesús.”


El Evangelio de este domingo, a través de la escena de la curación del ciego Bartimeo, nos muestra la idea del seguimiento de Jesús. En nuestra vida también nosotros podemos o bien estar al borde del camino como hacia el ciego o, por el contrario, seguir a Jesús por el camino al igual que hacia la multitud. Pero el ejemplo de discípulo no viene dado por la gente, como podría parecer, sino por el ciego Bartimeo.


Seguir a Jesús y, al mismo tiempo, mandar callar a aquellos que están al borde del camino pidiendo ayuda no es signo del bueno discípulo. Estando ya cerca del Señor y siguiendo sus pasos la actitud debe ser desde el primer momento la que relata el Evangelio después, una actitud de servicio, ayudando y animando a los que tenemos alrededor a acercarse a Jesús.


El ciego por su parte supo pedir con fe, humildad y confianza lo que necesitaba, sin importarle no complacer a la multitud que le mandaba callar. Además, desprendiéndose de todo lo que tenía y reconociendo a Jesús como Salvador, “Hijo de David”, pudo curarse y comenzar a seguir al Señor. Su curación es por tanto más que recobrar la vista, ha conseguido acercarse a Jesús, quien es capaz de salvarlo.


Y yo, ¿qué deseo que Jesús haga por mí? ¿Qué necesito que me cure? Pidamos al Señor una fe como la del ciego. Una fe que nos cure y nos ayude a seguirlo a Él por el camino, y que, además de eso, nos ayude a acercar a otros.


Elena Jiménez, Ávila




20 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Domingo III de Pascua, 14 de abril

El testimonio hace presente a Cristo vivo. ¡Quién pudiera estar en aquella primera reunión de la historia donde el tema de conversación era que Cristo Ha Resucitado! Sucede el mismo día de la Resurrec

Solemnidad de la Resurrección del Señor, 31 de marzo

"Él había de resucitar de entre los muertos" La Vigilia Pascual celebrada en la noche de ayer abre el camino de la salvación. Escuchábamos en el Pregón Pascual: ¡Qué noche tan dichosa,en que se une el

Domingo de Ramos, 23 de marzo

Habitantes de Jeruralén, ¿qué alborota la ciudad antes de las fiestas de la Pascua, tan cercana? ¿Por quién agitáis vuestras palmas? ¿Porque lo predijo Zacarías en una visión? (¡Salta de gozo, Sión! ¡

Comments


bottom of page