top of page
  • Foto del escritorEsclavas Carmelitas

Domingo XXXI del T.O., 30 de octubre

Actualizado: 31 oct 2022

Llama la atención en el Evangelio de hoy, cómo Zaqueo, hombre de negocios de la época, “pierde los papeles de la compostura y se sube a un árbol” para ver a Jesús.

En ese momento no le importa el qué dirán ni lo que piensen de él, lo que importa es que quiere ver Jesús, siente curiosidad porque ha oído hablar mucho de Él y lo busca.

Y todo el que busca al Señor lo encuentra…

Jesús lo ve y le mira, con esos ojos misericordiosos, con esa mirada que remueve por dentro y Zaqueo acepta su misericordia. Y cuando Jesús le propone quedarse en su casa, Zaqueo acepta. Acepta que Jesús entre y venga a perdonarlo y a salvarlo.

Que seamos capaces de buscar al Señor en nuestra vida, que le dejemos entrar, para que sintamos como Zaqueo que “la salvación llega a esta casa”.

Demos gracias a Dios por su mirada amorosa y misericordiosa y dejemos que la Palabra de Dios entre y habite en nuestro corazón para poder amar y dar fruto.


Lola Martínez, Cuenca




26 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Domingo III de Pascua, 14 de abril

El testimonio hace presente a Cristo vivo. ¡Quién pudiera estar en aquella primera reunión de la historia donde el tema de conversación era que Cristo Ha Resucitado! Sucede el mismo día de la Resurrec

Solemnidad de la Resurrección del Señor, 31 de marzo

"Él había de resucitar de entre los muertos" La Vigilia Pascual celebrada en la noche de ayer abre el camino de la salvación. Escuchábamos en el Pregón Pascual: ¡Qué noche tan dichosa,en que se une el

Domingo de Ramos, 23 de marzo

Habitantes de Jeruralén, ¿qué alborota la ciudad antes de las fiestas de la Pascua, tan cercana? ¿Por quién agitáis vuestras palmas? ¿Porque lo predijo Zacarías en una visión? (¡Salta de gozo, Sión! ¡

Kommentare


bottom of page