• Esclavas Carmelitas

Domingo XXXI del T. O., 31 de Octubre

Actualizado: nov 3

Sólo a partir del amor de Dios llegamos a amar al prójimo y a uno mismo. Existe un amor en Dios hacia cada uno de nosotros que nos motiva a corresponderlo. Ahí surge la duda de ¿Cómo podemos corresponder a todo este amor que me perdona, que me ayuda a crecer, que me consuela...? Jesús nos invita a confiar en el siempre y en todo momento. Sólo en esta entrega a Dios, podremos amar y amarnos.


Javi Sánchez, Ávila




10 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo