• Esclavas Carmelitas

Domingo XXXII del T.O. 6 de Noviembre

Actualizado: 6 nov

Los saduceos consideraban ingenuos a aquellos que creían en la vida después de la muerte. Este intento de ridiculizar la fe de la resurrección revela que desconocen la verdadera resurrección. Por ello, para Jesús no duda en criticar su idea recalcando que nuestro Dios, es un Dios de vivos. Que la idea de la eternidad excede a todo lo que estamos viviendo.


Los profetas sirven de buen ejemplo que su respuesta les ha llevado a esa Resurrección. Cristo afirma que están vivos.


Lo fácil es no preocuparse en el prójimo cuando todo va bien. Lo imposible es alimentar la esperanza sin entender la resurrección.


Conocí a un sacerdote que preguntaba sobre la idea de Dios a los no creyentes. Él decía que siempre le daban una imagen de dios que tampoco él creía.


Javi Sainz Pardo Sánchez, Avila




28 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo