top of page
  • Foto del escritorEsclavas Carmelitas

Domingo XXXIII del T.O. 13 de Noviembre

Actualizado: 13 nov 2022

El año litúrgico está llegando a su fin y este pasaje es reflejo de ello. El Evangelio de este domingo puede resultar un poco chocante y extraño al compararlo con otros pasajes en los que el amor y la misericordia de Dios son más patentes e incluso nos interpelan más. En este caso, las catástrofes y la destrucción son los signos con los que Jesús nos enseña.


Y esta enseñanza es un anuncio acerca del final: el templo será destruido, guerras, revoluciones…pero también nos dice que, ante todo, no hay que tener miedo y hay que estar vigilantes.


En el trasfondo, se puede hacer una lectura de una de las Bienaventuranzas: “Dichosos cuando os persigan, porque vuestro es el Reino de los Cielos”. Y eso es lo que nos quiere enseñar hoy Jesús: aunque haya adversidades, aunque intenten engañarnos los falsos profetas, si no nos dejamos llevar por el miedo o la inseguridad, si tenemos la esperanza firme en Él, si hacemos de nuestra vida un constante testimonio de confianza y fidelidad, entraremos en el Reino de Dios.







34 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Domingo III de Pascua, 14 de abril

El testimonio hace presente a Cristo vivo. ¡Quién pudiera estar en aquella primera reunión de la historia donde el tema de conversación era que Cristo Ha Resucitado! Sucede el mismo día de la Resurrec

Solemnidad de la Resurrección del Señor, 31 de marzo

"Él había de resucitar de entre los muertos" La Vigilia Pascual celebrada en la noche de ayer abre el camino de la salvación. Escuchábamos en el Pregón Pascual: ¡Qué noche tan dichosa,en que se une el

Domingo de Ramos, 23 de marzo

Habitantes de Jeruralén, ¿qué alborota la ciudad antes de las fiestas de la Pascua, tan cercana? ¿Por quién agitáis vuestras palmas? ¿Porque lo predijo Zacarías en una visión? (¡Salta de gozo, Sión! ¡

Comments


bottom of page