• Esclavas Carmelitas

Primer Domingo de Adviento, 1 de Diciembre

Actualizado: 30 de nov de 2019

No nos queda otra...

No nos queda otra que estar despiertos, que estar atentos, que no nos perdamos ni una. Si hoy en día el mundo de la tecnología va tan rápido que casi en el mismo momento de comenzar a usar un dispositivo ya hay otro saliendo del mercado, no sucede menos con la vida en sí. Cuando creemos que todo está tranquilo, una simple llamada puede cambiarte todo el día o toda la vida y en ese momento en el que todo se da la vuelta nos damos cuenta de tanto tiempo perdido, de tanto abrazo no dado o tanta palabra no compartida. Ya es el tiempo, ya ha llegado el momento. Lo dice bien claro San Pablo: “ya es hora de despertaros del sueño” . De esos sueños que nos envuelven pensando que todo nos lo merecemos, que las cosas le pasan a los otros no a mí.

En esta sociedad enferma de prisas que trabaja más de la cuenta en intentar para el futuro, que aún no es, un mayor confort y olvida la placidez del presente, va urgiendo tomar conciencia de lo sano y necesario de respirar de forma consciente, de sentir la Presencia a de Dios en todo lo que acontece, de hacer de cada momento una ocasión de crecimiento y Encuentro. Un nuevo Adviento, un nuevo comienzo, una nueva oportunidad de subir al Monte del Señor. Un cambio además que no tiene fecha de caducidad y quedará instalado en nuestra vida dotándola de un mayor Encuentro, de una experiencia personal de Dios.

Esta mañana caminando me he encontrado por el monte  un árbol arrancado de cuajo, no aguantó las lluvias de estos últimos meses. Todo desenraizado es ahora punto perfecto para el objetivo de un fotógrafo, un divertidísimo puente para el juego de los niños, un lugar de encuentro para un caminante que busca silencio como a mí me lo ha propiciado. Todo eso es Adviento. Ese árbol es adviento, se dejó vencer por Alguien más fuerte que él y ahora se ha hecho presencia y encuentro. No quiero para este año ningún propósito, no voy a verbalizar ningún compromiso, voy a vivir y en ese vivir voy a dejarme hacer a ver qué es lo que va surgiendo, como Dios se va dejando ver a través de mí. Seguro que me sorprende, como siempre lo hace.

Feliz camino del Adviento.

Clara López Rubio, Murcia



  • Gris Icono de Instagram
  • Grey Facebook Icon
  • Grey Twitter Icon
  • Grey YouTube Icon

Aviso legal 

Política de privacidad

Política de cookies

© 2015 por Esclavas Carmelitas de la Sagrada Familia